Limpiadoras

Cremas limpiadoras o cómo dejar tu piel reluciente

Hemos venido de vacaciones morenitas o no y con algunos vicios que se nos han pegado de los días de holganza y vaguería. Puede -digo sólo que puede- que uno de los ritos que se nos han pasado por alto en estas vacaciones sea la limpieza del rostro y ¡eso no puede ser! Limpiar la piel no es negociable, te hayas maquillado o no. Hay que limpiarla ¡lleguemos a casa a las 8 de la tarde o a las tres de la madrugada. ¡No querrás levantarte al día siguiente con los ojos llenos de churretes, pegadas las pestañas y todo el maquillaje en la almohada!

Volvamos al redil y utilicemos las cremas limpiadoras como tiene que hacerse: sin prisa y poniendo atención en cada parte del rostro sin olvidarnos del cuello. De nada sirve comprar una crema de día o de noche con los ingredientes más potentes si primero no dejamos la piel limpia para que esas cremas actúen.

Hemos elegido las últimas en crema, en gel, aguas miscelares… usad lo que os sea más cómodo, pero sed constantes.

Seguir leyendo…