Lipoescultura láser, moldeado corporal a la carta

"El escultor", Lino Enea Spilimbergo

“El escultor”, Lino Enea Spilimbergo

láser, moldeado corporal para eliminar, de manera certera, los depósitos de grasa. No es un método nuevo, pero sí de los mejores para esculpir la figura. Los años de experiencia han permitido perfeccionar, casi al milímetro, la técnica.

Cirugía estética como aliada para la agotadora operación bikini, moldeado corporal sin grandes esfuerzos por parte la interesada (o interesado). O como solución para acabar con la grasa localizada, rebelde sin causa y traicionera, inaccesible al desaliento y superviviente a cualquier o ejercicio. Seguir leyendo…

El culo es el nuevo escote, intervenciones para dar volumen al trasero

De Brasil no sólo importamos futbolistas, también e incluso las intercambiamos. En el país de la samba llevan décadas de culto al culo. El no tenía tanta importancia, lo tuvieras pequeño o grande daba igual, pero el trasero era y sigue siendo, asunto nacional. Mientras en sus paradisiacas playas es imposible ver a haciendo topless, sus torneados y tonificados glúteos se han cubierto siempre con la menor tela posible. Ahora, aunque el trasero sigue siendo la preocupación número uno de las brasileñas, el pecho está adquiriendo más y más importancia.

En España, está sucediendo al contrario, la preocupación, que durante tantos años, ha estado en el pecho, pierde fuelle a favor del culo. Las intervenciones para remodelarlo son cada vez más comunes,. Se busca un trasero firme, sin celulitis y respingón, como el de las brasileñas. De ahí que el nombre de la intervención que está más de moda: Brazilian Butt Lift o Tanga Lift, que consiste en aumentar el volumen con la grasa que sobra de otras zonas. Quitar de allí para poner aquí, y así haces un dos en uno. Seguir leyendo…

Elevación de pecho con microinjertos de grasa del abdomen

310126_0
Muchos médicos lo consideran la técnica del futuro. Sin ajenas al propio cuerpo, el Dr. Navarro (Centro Clinica Menorca) ha realizado un levantamiento de pecho inyectando la grasa extraída de una lipoescultura de piernas y abdomen.

“La paciente tenía el pecho un poco caído porque tenía descolgamiento del pezón respecto al surco mamario. Le practiqué un lipofilling como si fuera un implante anatómico, inyectando 120 cm3 de grasa en cada pecho, y conseguimos subir 1 cm el pezón y bajar 2 cms el surco mamario, consiguiendo la correcta proporción en la forma del pecho”, explica el .

Seguir leyendo…