Marilyn Monroe, en esencia, hay más de una

marilyn-monroe-chanel-no-5

Todas fueron Marilyn, a su imagen, pocas semejanzas, pero muchos intentos. Pero M.M. , en esencia y con todas las letras sólo hubo una, auténtica y con el mismo disfraz.

Un estilismo apropiado, las pinceladas de maquillaje precisas y el cabello decolorado con un rubio oxigenado; con o sin amoníaco, seguido de una media melena crecida con rizos flexibles…Todo eso bastaría para hacer una primera aproximación a un parecido bastante razonable. Pero atrapar su aroma en un frasco con unas cuantas gotas de perfume invisible es el talismán que consigue atrapar ese aura infantil y seductora que se aleja del sexy demasiado obvio y chabacano en que suelen caer la mayoría de los intentos de copia. Sin necesidad de acudir a la burda imitación, rubias, morenas y pelirrojas han querido atrapar esa sutil esencia perfumada que emule  un parecido más o menos razonable . Si además, interpretamos la pose y el gesto podemos llegar a deslumbrar como ella o por el contrario, ensalzar aún más a la verdadera estrella que fue y será.

marilyn-j´adore

La sombra del icono más sexy de la historia no es alargada. Está llena de curvas, recovecos, devaneos y vaivenes que son complicados de reproducir desde otros rostros. Las dobles se suceden y la intentan resucitar por diferentes rodajes y estudios de fotografía para diferentes campañas de este siglo cada vez más vintage o retrofuturista. Enseguida se distingue el original de la copia.

marilyn-manson-ysl

Un homenaje del mundo del cine, la moda y el universo de la belleza al completo, desde j´adore de Dior a nº 5, The one de Dolce & Gabbana, y ahora: Yves Saint Laurent con otra M.M. Marilyn Mason, personaje y siglas que se alejan del mundo de la copia y se visionan en versión original. Con tez de ultratumba, con mucho Khôl cool, sin rabillo y a ceja depilada. Con la boca cerrada, muy maquillada y el cuello remachado sobre cuero negro en una imagen personal y lista también para ser copiada, quizá en el siglo XXII.

Seguir leyendo…