madrid photo fest

Madrid Photo Fest, festival de foto de moda

No sólo música: llega la segunda edición de Photo Fest.

Un festival compuesto por fotógrafos de moda. Y en plena primavera. Qué gustito todo, ¿no?

Greg Swales, Manuel Outomuro y Vincent Peters, entre otros nombres apetecibles, compondrán el cartel de creadores de la próxima edición de Madrid Photo Fest, que se celebrará en Madrid del 4 al 7 de abril en el Espacio Harley Ventas.

Además del disfrute ‘pasivo’, el festival ofrecerá Workshops (talleres) con los creadores y ponencias a cargo de Carter Smith y Charlotte Rutherford para aquellos amantes y profesionales de la fotografía que quieran aprender directamente de estos referentes internacionales de la fotografía, la publicidad, el fotoperiodismo, la postproducción digital y la fotografía de autor.

¿El plato fuerte? La sesión de fotografía de en directo de Greg Swales junto a un equipo creativo único y para una de las principales revistas de moda internacionales del momento.

Las entradas ya están a la venta en la página de Madrid Photo Fest a un precio de 250 euros (lo que incluye los 4 días de festival y el acceso a todas las actividades programadas). Pongámonos en situación de lo que nos aguarda.

Seguir leyendo…

Ysl Rosalia

Rosalía ficha por YSL e Inditex

La cantante ha creado una colección cápsula para Pull & Bear y acaba de convertirse en imagen de la nueva línea de labiales The Slim Rouge Pure Couture.

Es la mujer de la que todo el mundo habla, un auténtico fenómeno con tan solo 25 años. Estos días estrena disco, colección de ropa y colaboración con marca de de lujo: .

La de Rosalía sí que es una promoción y lo demás son tonterías. ¿Dónde he estado yo en los últimos meses, que he pasado de no saber ni quien era Rosalía, a encontrármela hasta en la sopa? Seguir leyendo…

Burning Man, la ciudad en la que todo es posible

Hay otra ‘ciudad de las artes’, y está en el desierto Black Rock de Nevada. He estado allí y he vuelto para contarlo.

Burning Man no es un festival, aunque resulte más fácil catalogarlo como tal para facilitar la comprensión del evento. Es una ciudad efímera en el desierto que dura una semana, una influyente subcultura organizada en torno a 10 principios, un experimento sociológico de comunidad survivalista, una trepidante galería de al aire libre, un campamento para adultos, un parque de atracciones, una sucesión de ritos paganos en los que el fuego juega un papel principal, una pasarela de moda marciana increíblemente ingeniosa y el único lugar del mundo donde todo lo que imaginas es posible.

Por traer el concepto hacia un entorno familiar, es la fiesta patronal de la Contracultura, en el desierto Black Rock de Nevada. Navidad + las Fallas + Carnaval, pero en condiciones hostiles. Se adora a un hombre en llamas –y el  origen de esta ceremonia no está muy claro-, en los bares te reciben con la campechanía y generosidad de las ‘peñas’, se celebran pasacalles, la gente va disfrazada, el hedonismo se cuenta por espuertas, hay más libertad que en la llamda ‘vida normal’ y, como en las tradiciones más arraigadas de nuestros bellos pueblos de España, el esquema consiste en pasarse medio año preparándolo y otro medio hablando de lo bien que lo has pasado. ¡Bienvenidxs a Black Rock City!

Seguir leyendo…

Jugar a los bolos, un deporte de moda con muchos beneficios

¿Se te van mucho los bolos?

Primero fueron Hilary Duff, Vanessa Hudgens y la Reina Máxima de Holanda, dinámicas jugadoras en sus respectivas cuentas sociales. Después, Elsa Pataky terminó de apuntalar la de jugar a los bolos compartiendo una partida con sus hijos, forma de ocio ciertamente extendida entre el común de los mortales.

Pero no es cosa de hoy esta andadura ‘publicitaria’ improvisada. En películas como Grease, El Gran Lebowski, Los Picapiedra, Vaya par de idiotas o Buffalo ’66, el clásico juego de bolos sirve de escenario a escenas clave.

Algo tienen los bolos cuando los bendicen. Las pistas parecen poseer cierto ‘efecto diván’ que da pie a toda clase de conversaciones confesionales e íntimas, ya sea entre personajes de ficción como entre los que ocupamos la llamada vida real. Por no hablar de otras ventajas, que citamos a continuación.

Seguir leyendo…