Kate Winslet Mujer Real Loreal Paris

Kate Winslet para L’Oréal Paris: “Porque yo lo valgo”

La actriz, abanderada de la belleza real, se convirtió hace unos meses en la embajadora internacional de L’Oréal Paris y ahora es la protagonista de “Lecciones de Valor”, la serie de testimonios protagonizados por las portavoces de la marca que celebran el empoderamiento de las mujeres.

Kate Winslet hace un llamamiento a las mujeres a que no seamos duras con nosotras mismas y a no permitir que nos juzguen.

Hace ya 25 años que saltó al estrellato por su inolvidable papel junto a Leonardo DiCaprio en Titanic. Desde entonces, ha demostrado ser una actriz brillante y también una mujer reivindicativa consciente de que su ejemplo puede marcar el camino de muchas mujeres. Seguir leyendo…

Dora

16 mujeres del siglo XX, con inspiración y mucho talento

El libro de Inmaculada de la Fuente nos habla de la vida de 16 mujeres del siglo XX, todas ellas llenas de inpiración y talento. Dieciséis Mujeres del siglo XX  (Punto de Vista Editores) desglosa sus destacadas biografías.

¿Quiénes son esas 16 o dieciséis mujeres con unas vidas dignas de relatar? Carmen de Burgos, Sofía Casanova, Victoria Kent, Clara Campoamor, Margarita Nelken, María Teresa León, Elena Fortún, Dora Maar, Gerda Taro, Tina Modotti, Carmen Laforet, Pilar Miró, Carmen Díez de Rivera, Montserrat Roig, Carmen Alborch y Soledad Puértolas.

Tina Modotti

Tina Modotti que junto a Dora Maar ( en la imagen superior) y Gerda Taro son las únicas extranjeras que aparecen en el libro.

Todas ellas, las 16, son mujeres adelantadas, transgresoras y que defendieron el espacio femenino dentro de los círculos artísticos, intelectuales y políticos.

Seguir leyendo…

Tania Llasera Attends The Talents Presentation Of Mtmad Of News Photo 1569842923

Tania LLasera contra la gordofobia y en pro de las tallas unificadas

Gracias Tania LLasera, por esa lucha que has iniciado en las RRSS para frenar la gordofobia y a favor de las tallas reales por parte de gigantes de la moda como Zara. Estoy completamente de acuerdo contigo y creo que el mensaje está bastante claro para quien lo quiera escuchar.

Querida Tania LLasera te admiro por emprender esta cruzada. Es muy valiente empezar una campaña contra la gordofobia y la unificación de tallas en la moda, precisamente en Instagram.

Cualquier persona gorda tiene además de un problema de peso, muchos otros. Se van sumando consecuencias desagradables por doquier que suponen un sobrepeso emocional tan cruel como gratuito. Debemos evitarlo entre todos, empezando por vencer ese rechazo social. Una buena manera de empezar sería sin duda eliminar los tallajes discriminatorios.

Viva la numeración de tallas que diría El Puma y ojalá Zara escuche el estribillo de esta canción. Los números son los números y las marcas de moda se deberían ceñir a ellos con objetividad, sin más historias. Es un lenguaje universal, ni para Europa, ni para Italia, ni para Estados Unidos. Es sencillo, cada medida corporal con su talla correspondiente, sin jugar con las emociones de nadie. Las tallas unificadas por tamaños serían reales dentro y fuera del probador. Aptas para comprar con más comodidad en tiendas online, por catálogo o en tiendas físicas.

Seguir leyendo…

Angela Molina Proaging

Proaging, cumplir años con dignidad

Envejecer con clase, con sensatez y con elegancia es un trabajo que se aprende con el tiempo. Ser proaging empieza a ser una tendencia de moda porque merece la pena cumplir años. ¡No tenéis más que ver a mujeres reales cómo Ángela Molina que presume de canas y de edad con estilo sin querer parecer incongruentemente joven!

Nada hay más natural que cumplir años. Pero hacerlo con naturalidad se ha vuelto complicado. Evitar envejecer es una batalla que tenemos perdida desde el minuto uno de nuestra vida. Las cincuentañeras y sesentañeras pisan fuerte en este mundo porque las que ya estamos en esa edad hemos aprendido a hacernos amigas de nuestros años. Ser proaging se considera un valor en alza y nada tiene que ver con los 60 o 70 años de nuestras abuelas. Ellas se consideraban mayores y que la vida había pasado ya para ellas.

Afortunadamente el siglo XXI nos ha enseñado que los años hay que cumplirlos bien, que ser proaging no significa descuidarse y que muchas mujeres de más de 50 años pisan fuerte en el mundo y quieren seguir haciéndolo. ¿Te apuntas?

Seguir leyendo…

Tasa rosa: ser mujer te sale caro

Ser mujer sale caro. Literalmente. Se llama la ‘tasa rosa’ y es un hecho estudiado por diversos expertos.

Si tienes un segundo cromosoma X, disponte a pagar por ello. Y no hablamos del más que probable pánico que puedas sentir al volver sola a casa, sino de la diferencia contante y sonante del precio aplicado a las versiones femeninas (rosas, muy rosas) de diversos productos de higiene, de ropa, ¡o de juguetes!

tasa-rosa-1

¿Un ejemplo? Sin salir del Súper de confianza tenemos varios. El más paradigmático lo ofrecen las cuchillas de afeitar básicas, a 0,70 euros por unidad para las femeninas frente a 0,49 para las destinadas a los hombres. Diferencia extendida a los champús y cremas (siempre comparando referencias similares y con la misma sofisticación o simpleza de ingredientes), desodorantes, etc. Las peluquerías apuestan fuerte por la segregación de género cobrando casi el doble a una mujer que a un hombre debido a la ‘incuestionable’ diferencia en el largo de la melena, por lo que si una mujer tiene pelo corto, pagará más que un hombre a lo “Hair” de Milos Forman.

Unos cuantos céntimos extra que, a la larga, pueden devenir en que pagues cerca de 1.400 dólares más al año que los hombres por productos similares, según el cálculo estipulado por la Universidad de California.

tasa-rosa-2

En Europa, la asociación francesa Georgette Sand ha creado todo un movimiento social a través de las redes sociales animando a los consumidores a subir fotos de ejemplos encontrados en los supermercados con la etiqueta #womantax o #pinktax, además de realizar sus propios estudios comparativos entre miles de referencias. La cosa suena, es real, e incluso ha llegado al Parlamento Francés por la fuerza de la polémica.

¿Discriminación hija del patriarcado o estrategia de marketing? Según los expertos, más bien lo segundo, pero con evidentes imbricaciones en el primer concepto. Hay que estar ciego para no querer ver el abuso del estereotipo de género.

Seguir leyendo…