Entrevista y encuentros con Daria Werbowy

DARIA WERBOWY

Fecha de nacimiento: 19 Noviembre del 1982.

Filias – Me apasiona el deporte de la vela, el snowboard y por supuesto, cualquier tipo de arte.
Fobias – Tengo vértigo y miedo a las serpientes.
Hábitos – Morderme las uñas, pero sólo la cutícula. Soy muy supersticiosa.
Supersticiones – A los gatos negros. No me siento nunca en la esquina de una mesa porque si no nunca te casarás. No pasar por encima de una persona tumbada. Si el semáforo está en ámbar y va a pasar a rojo rasca el techo del coche.
¿Cree en la suerte o más en el trabajo? – Todavía lo estoy pensando. Creo que he sido muy afortunada, pero al mismo tiempo me doy cuenta que he trabajado duro por conseguirlo. La buena suerte existe.
Un truco de belleza – Mi abuela me enseñó un truco de belleza que consistía en lavarse la cara con un algodón remojado en zumo de limón. Después te aclaras con agua fría un par de veces. Lo hago una vez cada dos semanas, también se le puede poner azúcar al limón y masajear la cara para exfoliar la piel.

Un buen plan para una cita – Depende de la persona. Aunque lo ideal, sería sentarse con una persona y hablar con ella. No importa el lugar, pero tener la oportunidad simplemente de poder charlar con alguien.

Dicen de  ella que añade un estilo reinterpretativo a todo lo que hace. Lo más importante y lo más complicado para una modelo es fundirse en la imagen de cada campaña y salir a la , creyéndose hasta los cada colección, y después venderla entre los asistentes. Claro está que primero hacen falta , y Daria Werbowy, también las tiene: 86-61-86, y muy bien distribuidas a lo largo de sus 181 centímetros de altura. Hay que tener un buen cuerpo, una buena cara, mejor piel y una melena estupenda.

Sin olvidar,  una cabeza en su sitio y bien despejada, para soportar el agitado ritmo de vida que se le impone a cada nueva top del momento: viajes, fiestas, cenas y un largo y a veces, complicado etcétera.

Ojos transparentes, piernas interminables, poca cadera y una elegancia felina que cautiva en las más cotizadas sesiones de estudio tanto como en el feroz directo de la pasarela.

La chica es guapa y tiene cuerpazo, o mejor dicho, cuerpecito grácil y larguirucho. Es casi etérea. Lo más grande son sus ojos, enmarcados por una cara triangular de dulce minino o pantera peligrosa, según exijan las colecciones de temporada o la campaña de bolsos, relojes, coches o cosméticos que solicite su imagen.

Ella se transforma cual camaleón, y le encanta jugar a la transformación, y a interpretar. “Me encantaría dedicarme al cine, me apasiona el arte de interpretar”.

Seguir leyendo…

¡Piensa en rojo!

rojo valentino

El complemento que mejor define a una mujer sin duda es el bolso o los ¿verdad? Este invierno uno de nuestros favoritos es el bolso de color rojo. Todavía no sé como no lo han incluido en el Kit de Supervivientes. Lo vi ayer y estoy que no recupero.

No te preocupes por el tamaño (del bolso), en este caso “No importa”. Nosotras os recomendamos  para la noche una cartera blanda como este modelazo  de y para el día, un todoterreno XXL, por ejemplo el de Chloé o cualquier otra adquisición estupenda y a un módico precio de saldo que para eso estamos en rebajas.

Seguir leyendo…

El desodorante de Salma Hayek

La verdad es que tengo ni la menor idea del que utiliza Salma Hayek, ni tengo intención de preguntárselo nunca jamás de los jamases. Menuda ordinariez. Además, una vez que contactas con Salma, no sería un poco tremendo preguntarle: ¿Qué desodorante usas Salma?

Su respuesta sería: ¿Por qué, huelo mal?

¡Oooooooh, cielos!. No, bueno, sólo era para saberlo y comunicarlo a los lectores por si les interesa, qué parece ser que va a ser que sí porque los estudios de marketing no se equivocan. Y todo esto me está empezando a preocupar porque me veo trabajando en el dentro de poco, para decir donde se han infiltrado Botox las y con qué cirujano. Lo sé, el público quiere carnaza pero no pienso pasar por ahí.

Seguir leyendo…