Playas, sol y rayos ultravioleta a flor de piel. Por favor, utiliizar con precaución

El combinado sol, playa y verano puede ser todo un shock para nuestra ; sometida de repente y por un breve espacio de tiempo con esa que tanto escasea en nuestra cotidiana y en la mayoría de las grandes ciudades que en el mundo son.  Un buen moreno empieza con un discreto autobronceado y varias medidas fotoprotectoras destinadas a todas y cada una las zonas sensibles de nuestro cuerpo: piel, ojos, labios, cabello.

El contacto con la naturaleza debe hacerse con-tacto. Poco a poco y con la piel a cubierto de esa naturaleza extraña, cambiada y enrarecida que cada vez se pone más violenta. La virulencia de los rayos ultravioleta es cosa sabida y cacareada por todos. Pero lo que se acalla son los beneficios que tiene el y que son muchos siempre que se tome de forma inteligente, es decir de manera regular y siguiendo las normas básicas que nos cuentan los dermatológos. 

Seguir leyendo…

Alumbre, la primera piedra desodorante de la cosmética mineral

piedra de alumbre

El mineral de alumbre se utiliza para el afeitado y como .

El alumbre es un mineral natural, apreciado desde la antigüedad que ahora se vuelve a redescubrir como antiguo remedio milagroso para las irritaciones de la piel y el mal olor corporal. Cuatro siglos en el olvido y ahora la comunidad científica, lo resucita tras haber seguido investigando sus propiedades en distintas áreas de la .
Los romanos conocían bien las cualidades cicatrizantes y bactericidas del mineral de alumbre, y lo usaban como desodorante ecológico, incluso como medicamento.

Una solución tan pura y mineral como la piedra de alumbre es bastante desconocida en España. Un reciente estudio revela que, mientras entre el 24% y el 49% de la población francesa, inglesa y holandesa conocen el mineral de alumbre, sólo un 9% de los españoles ha oído hablar alguna vez de él.

¿Cómo controlas el exceso de sudor?

Seguir leyendo…

Twiggy versus Kate Moss y el maquillaje inspirado en el icono de los 60

Dicen que Kate Moss es la Twiggy del siglo XXI. Aunque las comparaciones son odiosas, lo cierto es que ambas han marcado una epoca y un estilo.

Las dos han sabido sacarle partido a un tipo de sin curvas y estilo aniñado, que quizá ha producido malentendidos entre muchas chicas, provocando trastornos alimenticios. Pero no os equivóqueis amigas de bellezapura, dejando a un lado la posible “mala vida”, su estado físico no es más que producto de la . Simple genética o constitución.

Seguir leyendo…