Verano en la ciudad, 3 trucos para simular vacaciones

verano en la ciudad

Con lo bien que se está en casa

El verano está a la vuelta de la esquina. Como aves migratorias, y según informa La Vanguardia, el 60% de los españoles saldrá de vacaciones este año. Unos serán más de playa, otro más de montaña, muchos de su pueblo y otros cuantos viajarán a destinos exóticos. Pero, francamente querida, todos ellos nos importan un comino.

Hoy y siempre, nos posicionamos al lado de las desheredadas de la tierra. Codo con codo con ese 40% que se queda al pie del cañón en sus ciudades, levantando el país con la cabeza muy alta, más dueñas que nunca del salvaje asfalto, de las faraónicas azoteas y de las serpenteantes callejuelas. Ni las ratas osan toser a estas urbanitas forjadas en hierro. ¿Acaso se merecen sufrir el desdoro social de septiembre, cuando el personal farda sin decoro de sus aventuras y se exhibe el paso del verano sobre los cuerpos relajados?

Nuestra respuesta es un inapelable NO. Y para sortear las habladurías viperinas, contamos con el cosmético efecto de la belleza.

Saint-Tropez, la Toscana, las Seychelles, Croacia… Diríase que nuestras aves sedentarias han estado en cualquier punto del planeta y no muertas del asco en Alquerías del Niño Perdido. ¿Cómo demonios lo habrán hecho?…

Seguir leyendo…

Le Petit Salon, pedicura con un toque de Brasil

Brasil ya no equivale al triunfo de la Roja, pero las beauty insiders aún tenemos mucho que celebrar de tan bella tierra.

El madrileño Le Petit Salon incorpora un secreto Made in Brazil para rematar una pedicura perfecta: los patucos brasileños. Unos ‘calcetines’ desechables cerrados tipo patuco, forrados con una miríada de ingredientes activos. El cierre hermético consigue un efecto sauna que facilita la penetración del cóctel, tanto en piel como en uñas. Como para dejar los piesesitos a punto de un festival de samba nocturna non stop.

Seguir leyendo…

Pedicura, pasos para hacerla en casa

Christina Troufa

Cristina Troufa

¿Hacerse los pinreles en casa? Perfectamente posible con la ayuda de tus manitas, sus abalorios y unos cuantos útiles profesionales. Con la ventaja de ganar tiempo, ahorrar unos euros y emplearte tanto como te apetezca quitando durezas, callos y demás maravillas con que la naturaleza nos engalana.

Ahora que ya apetece desterrar las ‘botacas’ y darse al descoque de la sandalia, te mostramos una serie de productos para dejar los pies cual gamuzas de seda fina sin moverte de casa.

Seguir leyendo…

Boris y Saky, la manicura más dulce

Zona-de-Manicura2

Boris y Saky incorpora a su oferta una dulce manipedi que hará de tus extremidades la más rica golosina. Perfecto para fetichistas, caníbales (guiño, codazo) o amantes de dar un giro sorprendente a los platos de siempre.

Y es que las manos y pies son el remate del cuerpo y el postre el de una comida. De ahí que unir un The End con el otro se nos antoje una jugada capaz de congraciar varios sentidos como en un juego dadaísta.

Mary Poppins se llama este tan simpático a base de productos que apetece comer.  Se trata de una caprichosa ‘edición limitada’ para esta ‘dulce Navidad’. Una original manicura para mujeres con espíritu juguetón.

Seguir leyendo…

Bases Masglo para tus uñas. ¡El secreto está en la base!

Imagen de Wallpaperstock.net

¿Te preocupa algún aspecto de tus uñas? ¿Superficie, pigmentación natural o fragilidad? ¿Cómo te las cuidas en casa?

La base de uñas suele ser el gran producto olvidado cuando nos hacemos la en casa, y ése es un craso error. Las que las llevamos pintadas 24/7, solemos encontrarnos con dantescas garritas amarillentas una vez nos quitamos el esmalte –para aplicar otro rápidamente-, por no hablar de las descamaciones.

Una buena base puede salvarte de muchos problemillas engorrosos, y aplicarla apenas añadirá 5 minutos más al proceso.

La casa Masglo tiene una línea de seis bases destinadas a resolver los problemas ungulares más frecuentes. Como aval, decir que es líder en Latinoamérica, donde hay una gran tradición de cuidado de las uñas.

¿Qué problema tienen tus uñas?

Seguir leyendo…