La película de Sexo en Nueva York

Acaba de comenzar el rodaje de la película más esperada para las adictas a Manolo Blahnik y Prada. La versión cinematográfica de la serie norteamericana ya se está rodando por las calles de Manhattan.

Las protagonistas son las mismas y Sarah Jessica Parker seguirá mostrando los modelitos más caros. Además, algunas páginas norteamericanas anuncian la participación de nuevos artistas como Alicia Keys. Habrá que esperar hasta el extreno estadounidense el próximo mes de mayo.

Para abrir boca os cuento que la historia comienza cuatro años después del último capítulo y que los guiones están escritos por la misma autora del libro “Sex and the city”, Candace Bushnell. De momento,  os dejamos con las pimeras imágenes de Sex and the City: The Movie. Como veréis Carrie sigue después de cuatro años con Big. En esta escena el estilismo de la protagonista la mantiene como icono de la moda: vestido vintage, sandalias de Dior y bolso de la Torre Eiffel de Timmy Woods.


En esta escena de Charlotte y Big, se advierte como ella por fin ha logrado quedarse embarazada. Va cargada con bolsas pero no parece muy contenta con el novio de su amiga… ¿por qué será? ¿quizás haya visto a Big con una chica que no es Carrie?

Si tienes planeado un viaje a la Gran Manzana, puede que te encuentres a Carrie, Samantha, Charlotte  y  Miranda hablando de sexo mientras pasean con taconazos de vértigo. Y tú, ¿también charlas de sexo con tus amigas ? ¿Conoces las reuniones Tuppersex?

Penélope Cruz demuestra que lo vale (no sabemos cuanto) con L´Oréal Paris, Mango y Woody Allen

Pe-né-lo-pe con unos vaqueros y una camisa blanca de algodón, así nos recibió a la prensa española en “petit comité” en una sala privada del Hotel Plaza Athenee de París.
La noté algo cansada y temerosa, pero al mismo tiempo muy normal. Como sorprendida de ella misma, de su celebridad. Ella quería ser normal pero todas (me refiero a la prensa especializada en belleza) la mirábamos como a una estrella de Hollywood, que lo es y con nominación al Oscar incluida como mejor actriz por Volver.

Tenía miedo y prevención a partes iguales. No es fácil enfrentarse a la prensa. Todavía le falta interpretar un poco más en su vida diaria. Y es que como ella dice es muy obediente con los directores y son ellos los que le saben sacar todo lo que tiene dentro. Yo creo que los debe echar de menos en su vida diaria. A Penélope Cruz hay que dirigirla y dirigirla bien. Aquí en España no se la quiere porque hay mucha envidia. Todo el mundo la recuerda por su gritito mal atiplado de Piiiiiiiiidro en la ceremonia de los Oscar.

De todos modos quién la ha visto y quien la ve. Ella que empezó tímidamente en el vídeo de Mecano, La Fuerza del Destino. ¿Sería algo premonitorio? ¿Quién iba a pensar que Pe tendría un destino tan lucido? Parece que tiene una estrella en la frente.

Seguir leyendo…

Efectos especiales de un maquillaje de cine

Un maquillaje bien hecho puede cambiarte la cara. Si sabes manejar bien el arte de la pintura puedes hacer maravillas con un buen uso del maquillaje corrector. Ese que no se nota pero que te deja la cara fresca y natural. Es decir, sin ojeras con un poco de color en los pómulos y un tono brillante en los labios. Abre los ojos con un poco de máscara de pestañas y diviértete con las sombras de ojos. Si quieres seguir investigando, mira el vídeo dónde verás cómo se te puede quedar la cara con la ayuda de un maquillaje de caracterización. Los maquilladores profesionales de efectos especiales para el cine, el teatro y la televisión pueden dejarnos de lo más seductor o desfigurarnos por completo como si fueramos un muerto viviente.

¡Qué Rocky Horror Picture Show!

El maquillaje siempre ha sido y será un arte. ¿Por qué no empiezas a practicar con los pinceles y la brocha de colorete? Si realmente no se te da bien, recurre a un curso de automaquillaje donde te enseñarán a maquillarte a ti misma que realmente es lo único que necesitas. Son muy prácticos y suelen estar adaptados a nuestras necesidades personales. En fin, qué tampoco te vas a dedicar a ello profesionalmente. Se trata sólo de perder el miedo y empezar a disfrutar con el color y la imaginación. Aunque desde luego, todo tiene sus límites.