Entrevista y encuentros con Daria Werbowy

DARIA WERBOWY

Fecha de nacimiento: 19 Noviembre del 1982.

Filias – Me apasiona el deporte de la , el snowboard y por supuesto, cualquier tipo de arte.
Fobias – Tengo vértigo y miedo a las serpientes.
Hábitos – Morderme las uñas, pero sólo la cutícula. Soy muy supersticiosa.
Supersticiones – A los gatos negros. No me siento nunca en la esquina de una mesa porque si no nunca te casarás. No pasar por encima de una persona tumbada. Si el semáforo está en ámbar y va a pasar a rojo rasca el techo del coche.
¿Cree en la suerte o más en el trabajo? – Todavía lo estoy pensando. Creo que he sido muy afortunada, pero al mismo tiempo me doy cuenta que he trabajado duro por conseguirlo. La buena suerte existe.
Un Mi abuela me enseñó un truco de belleza que consistía en lavarse la cara con un algodón remojado en zumo de limón. Después te aclaras con agua fría un par de veces. Lo hago una vez cada dos semanas, también se le puede poner azúcar al limón y masajear la cara para exfoliar la piel.

Un buen plan para una cita – Depende de la persona. Aunque lo ideal, sería sentarse con una persona y hablar con ella. No importa el lugar, pero tener la oportunidad simplemente de poder charlar con alguien.

Dicen de  ella que añade un estilo reinterpretativo a todo lo que hace. Lo más importante y lo más complicado para una modelo es fundirse en la imagen de cada campaña y salir a la pasarela, creyéndose hasta los huesos cada colección, y después venderla entre los asistentes. Claro está que primero hacen falta medidas, y Daria Werbowy, también las tiene: 86-61-86, y muy bien distribuidas a lo largo de sus 181 centímetros de altura. Hay que tener un buen cuerpo, una buena cara, mejor piel y una melena estupenda.

Sin olvidar,  una cabeza en su sitio y bien despejada, para soportar el agitado ritmo de vida que se le impone a cada nueva top del momento: , fiestas, cenas y un largo y a veces, complicado etcétera.

Ojos transparentes, piernas interminables, poca cadera y una elegancia felina que cautiva en las más cotizadas sesiones de estudio tanto como en el feroz directo de la pasarela.

La chica es guapa y tiene cuerpazo, o mejor dicho, cuerpecito grácil y larguirucho. Es casi etérea. Lo más grande son sus ojos, enmarcados por una cara triangular de dulce minino o pantera peligrosa, según exijan las colecciones de temporada o la campaña de , relojes, coches o que solicite su imagen.

Ella se transforma cual camaleón, y le encanta jugar a la transformación, y a interpretar. “Me encantaría dedicarme al , me apasiona el arte de interpretar”.

Seguir leyendo…

Moda con calor infrarrojo, prendas calientes pero nada sexys

Es ropa de abrigo en la que salta a la vista que lo principal es el sino su función de calentador portátil. Te calienta el cuerpo por medio de los rayos infrarrojos, que además de dar calor, también previenen las lesiones musculares y mitigan las contracturas. Se trata de guantes, chalecos y chaquetas, incluso plantillas, cojines y también sillones masajeadores elaborados con láminas caloríficas de de carbono que garantizan una máxima flexibilidad así como la adaptación total al cuerpo. Por otro lado, un regulador permite conseguir diferentes niveles de temperatura con baterías independientes de litio, que garantizan una autonomía de cinco horas en el caso de los chalecos y chaquetas, de seis horas en los guantes y manoplas y hasta de ocho en las plantillas para los . Entre los principales beneficios de la “ropa caliente” cabe destacar que el uso continuo de estas prendas eleva las defensas naturales ayudando a prevenir enfriamientos, catarros, bronquitis, desgarros musculares y dolores lumbares.

¡Qué lastima que no las haya tenido a mano en mi pasada gripe! Y tú qué haces para entrar en calor con tanto suelto?

Seguir leyendo…

Cuéntame…Crecen los problemas en los pies: uñas encarnadas, juanetes, etc.

“Entre el 15 y el 30 por ciento de la población adulta tiene problemas en los pies.” explica el profesor Javier Pascual, del Departamento de Podología de la Policlínica de la Universidad Europea de Madrid. Este experto señala que los problemas más frecuentes de los pies aparecen en la edad madura y que la genética juega un papel determinante. No obstante, podemos prevenir usando un calzado adecuado. Fuera los zapatos de tacón, responsables de que las mujeres de 20 años sufran juanetes y tengan los dedos deformados.  Este especialsita dice que es un mito que los juanetes o las encarnadas se reproduzcann tras una cirugía de la zona.

En el caso de las uñas encarnadas, Javier Pascual asegura que aunque una uña se puede clavar en el dedo por estar mal cortada, también puede suceder porque la matriz de la uña es muy grande, situación que exige de una operación para que se corrija. El podólogo extrae parte de la matriz de la uña, con lo que se hace más pequeña y se evita que al crecer vuelva a clavarse.

Esta intervención no está recomendada en los niños menores de 12-13 años, fundamentalmente por una cuestión psicológica. Hasta esa edad, el problema se va manejando recortando el extremo que se clava, un proceso “doloroso” y que tiene que repetirse cada tres meses más o menos.

La del pie también depende de los cuidados que les prestemos. Los trucos para prevenir males mayores son bastente sencillos.

01. Tener unos buenos hábitos de higiene y acudir al podólogo periódicamente .

02. En relación al calzado, como norma básica es mejor que sea cerrado, que permita la funcionalidad del pie, que no sea rígido y que facilite la transpiración.

03. Para mantener su belleza y suavidad nada mejor que usar una crema corporal específica para esa zona.

¿Tienes tu algún otro remedio infalible para mantener el buen aspecto de tus pies? Cuéntame…