Piojos, vuelta al cole

Piojo viajero

Durante el pasado curso escolar, un 14% de la población infantil española padeció todavía con cierto tabú.  Este año, la cifra se puede reducir notablemente si empleamos los métodos adecuados para eliminarlos.

PENTINANT-NOIA

Prevención mecánica, tú mejor defensa.
Inspecciona una vez a la semana la cabeza del niño en busca de y utilizando un peine de púas estrechas y largas denominado lendrera.
Tratamiento antiparasitario, solo en caso de infestación.
Los productos aprobados en España para el tratamiento de la pediculosis se llaman . ¿Qué debemos saber sobre estos productos?:

1. Ningún pediculicida se debe utilizar con fines preventivos. Para ello usaremos siempre un repelente de piojos.

2. Los siempre deben acompañarse de la retirada mecánica de las liendres.

3. Dado que ningún producto alcanza el 100% de poder ovicida se recomienda repetir el tratamiento entre los siete y quince días.

liberalice

De los pediculicidas tópicos que actualmente se comercializan en España, la permetrina es el tratamiento de elección recomendado por la OMS. Los Laboratorios Ibérica, líderes en el mercado de pediculicidas, acaban de introducir en el mercado farmacéutico su último desarrollo para la eliminación de piojos y liendres, el LIBERALICE.  Este nuevo tratamiento pediculicida y ovicida , está indicado para bebés a partir de 12 meses, y adultos.

Precio: 12,20 euros. Con aplicador y gorro. De venta en farmacias y parafarmacias.

LIENDRERA-MB OTC

No olvides que la información es siempre la mejor arma contra los piojos. Observa el cuero cabelludo de tus hijos y sólo si tienen piojos aplica un tratamiento. Ese tratamiento debe ser complementado con la retirada de las liendres mediante especiales que permiten eliminar los huevos. Así mismo debes lavar almohadas, sábanas, albornoces, etc. para erradicar estos molestos huespedes de nuestra cabeza y de nuestro entorno porque se propagan con mucha facilidad.

¡Al ataque!

Repelice, nueva espuma anti-piojos

Con el nuevo curso, acechan de nuevo esos insectos de color gris, sin alas que gustan de vivir en el cuero cabelludo de nuestros hijos, con la particularidad de reproducirse rápidamente (cada hembra pone entre cien y trescientos huevos (). Una de las novedades para acabar con los nos la presenta Ibérica que lanza al mercado el primer repelente en , formulado especialmente para cabellos rizados o cortos como alternativa a la aplicación en spray.

La nueva espuma Repelice se basa en un principio activo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha calificado como “inocuo y eficaz” y se presenta como una herramienta para prevenir uno de los problemas más comunes de salud infantil. Gracias a su mínimo contenido en alcohol es de máxima tolerancia. Previene la reinfestación en entornos de alto riesgo, por ejemplo, cuando en el colegio anuncian los primeros casos de pediculosis.

Según el dermatólogo y entomólogo, el Dr. Xavier Jeremías, Repelice sirve para “ahuyentar a los piojos activos que pueden infestar la cabeza. Es muy útil para evitar nuevos contagios”. Además, el Dr. Jeremías comentó que, mientras los productos terapéuticos matan al parásito, este nuevo repelente, “evita que el piojo se instale en el cuero cabelludo”.

El dermatólogo apuntó que “el principal problema de los médicos es que el niño vuelve a sufrir la infestación después de haber hecho el tratamiento correctamente, debido a que en su entorno hay otros compañeros aún con piojos”.

Repelice espuma tiene como objetivo prevenir y evitar la reinfestación de que acaban de superar una pediculosis infantil. Si tras un examen con la lendrera ( especial de púas largas y estrechas), no se ha encontrado ningún parásito, se podrá aplicar rápidamente el producto para evitar la plaga.

P.V.P Recomendado: 15,90 euros.
De venta en farmacias y parafarmacias.

¿Has tenido alguna vez piojos? ¿Además del tradicional lavado con vinagre conoces otro remedio natural que termine con ellos?

Imágenes via: Carmen Vidal y  escuela infantil los girasoles

Piojos a la vista

Sólo de pensarlo ya me pica la cabeza. La infestación por es muy común en estas fechas. Afecta principalmente a nuestros hijos. El piojo de cabeza es un insecto hematófago que parasita exclusivamente al ser humano, y que se transmite por contacto directo. Y es muy contagioso.
Síntomas. El más común es el picor constante, aunque éste sólo se manifiesta en el 14-30% de los casos. El picor es debido a una reacción alérgica a la saliva del piojo y puede tardar una o dos semanas en aparecer y el rascado intenso puede llevar a excoriaciones e infecciones secundarias. En una infestación típica, suelen encontrarse unos diez piojos adultos, junto con multitud de y larvas. Esta infestación también cursa la sensación de cosquilleo o de algo que se mueve sobre el cabello y puede producir irritabilidad.
Zona preferente. El piojo se aloja sobre el cuero cabelludo y sus zonas preferidas son, sobre todo la nuca y la parte posterior de las orejas, donde la temperatura corporal es más elevada. Hay que desterrar la idea de que el piojo salta o vuela.
Diagnóstico certero. Debe realizarse mediante la observación directa. Las claves son: buena luz y paciencia. Lo mejor es realizar un exhaustivo cepillado sobre el cabello húmedo con un peine de púas finas, fijándose especialmente en  la zona de la nuca y alrededor de las orejas para localizar los piojos vivos y las liendres adheridas al pelo.
El ciclo interminable. Afecta principalmente a los colectivos infantiles, independientemente del nivel sociocultural. El piojo adulto es un insecto de 2-3 mm de largo y de color marronáceo. Vive 30 días en el huésped, y fuera de él sobrevive un máximo de tres días. La hembra adulta puede poner hasta 300 huevos o liendres, (a razón de 10 por día). Estos huevos son pequeñas motas blanquecinas que miden menos de 1 mm y están unidos firmemente a la base del cabello a través de una sustancia tipo “cemento”. Los huevos se abren en siete o diez días, dejando salir a unas larvas inmaduras. Una vez sale le larva, el envoltorio de la liendre se queda pegado al pelo y al cabo de otros siete o doce días, ésta se transforma en piojo adulto que vuelve a repetir el mismo ciclo.

Seguir leyendo…