Diamancel, un diamante en tus manos

Si algunos alimentos y nurientes como el tomate o la vitamina C de las naranjas, nos ayudan además a mejorar nuestro aspecto físico, ¿por qué no utilizar nuestras joyas también para pulir un poco nuestra imagen?

Quién no ha soñado alguna vez con lucir un entre sus dedos, como lo hacía Audrey Hepburn  frente a Tiffany, en el film ‘Desayuno con Diamantes’. Todo esto escapa de nuestras manos y desaparece cuando suena el despertador avisándonos de que debemos regresar a una realidad un tanto distante. Ante la improbabilidad y el deseo de lucir esta piedra preciosa, Ginette Godbout, fundadora de la marca , pionera en la utilización del diamante para el cuidado de manos, uñas y pies, la pone a nuestro alcance en forma de limas, y realizados con su polvo, un lujo asequible que nos cuida y embellece.

Limas-Diamancel

Una exclusiva gama que permite tratar las zonas más problemáticas de los pies y las manos, apto para todo tipo de uñas, naturales o esculpidas. Entre sus múltiples características destaca su resistencia, puede llegar a durar hasta cinco años. Son lavables, flexibles e higiénicas.

Podemos encontrarlas en los spas, salones de belleza y perfumerías más selectos, y en la web www.2artbeauty.com. 

Precio: entre 31 y 55 euros.

Como dirían en mi pueblo ‘a falta de pan buenas son tortas’, y es que el que no se consuela es porque no quiere.

¿Qué otras te gustaría que se convirtieran en un producto de belleza?