La paradoja australiana: menos refrescos con azúcar, pero más obesidad; con todos los riesgos que provoca para la salud

En nuestras Antípodas, en Australia, se ha demostrado que a menor ingesta de bebidas azucaradas, en lugar de disminuir la como sería lógico, sucede todo lo contrario. Pero no es que en Australia todo vaya al revés, esta paradoja también se ha demostrado válida en otros lugares del planeta que se han sometido al mismo estudio como Estados Unidos y Reino Unido, donde el consumo per cápita de sacarosa refinada disminuyó el 10% y 20% respectivamente, entre 1980 y 2003. En Australia, el descenso de fue el más grande con un porcentaje del 23%, sin embargo la obesidad se triplicó.

Alan W. Barclay y Jennie Brand-Miller, autores de un nuevo estudio señalan que el presente análisis indica la existencia de una Paradoja Australiana, que demuestra una relación inversamente proporcional entre el consumo de azúcar y el aumento de la obesidad.

Del mismo modo que la paradoja francesa demostró que el consumo de vino tinto disminuía el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Ahora la paradoja australiana avalada por estudios científicos y nutricionales desarrollados por la Universidad de Sidney, concluye que a pesar del bajo consumo de bebidas azucaradas, sigue aumentando la obesidad entre su población, que incluso se ha triplicado.

Seguir leyendo…