Rizador de pestañas, cómo usarlo

Un sencillo toque de rizador de y la mirada se transforma. Herramienta imprescindible para muchos maquilladores profesionales, instrumento casi de tortura para algunas féminas, hay quien sigue creyendo que daña las pestañas. Hoy resolvemos dudas y te damos las claves para utilizarlo bien con la ayuda de Mónica Pujadas, Beauty Sales Manager de . Abre bien los ojos. Seguir leyendo…

Chanel se inspira en el Imperio Bizantino para su colección efímera de maquillaje 'Byzance' y crea su primer rizador de pestañas

Emperadora-Teodora

Durante el Imperio Bizantino y gracias a la Emperatriz Teodora, las mujeres alcanzaron importantes conquistas sociales, estamos hablando del siglo VI, hace 1.500 años. Ella había sido prostituta, y como tal conoció al Emperador Justiniano. Aunque existía una ley que prohibía a la realeza y nobleza casarse con prostitutas, sirvientas y mujeres de orígenes dudosos, Teodora, una mujer bella e inteligente consiguió casarse con el emperador. Pero no se conformó con ser su guapa esposa, consiguió que el Emperador creara numerosas leyes que defendieran la igualdad de la mujer, el derecho al divorcio, la prohibición de castigos por adulterio, el reconocimiento hacia los hijos bastardos y la defensa de sus derechos de herencia. Además consiguió que se impusieran penas para los violadores, la posibilidad de abortar de las mujeres violadas y la prohibición de la prostitución forzosa. Creó planes de rescate para jóvenes que habían sido prostitutas, rehabilitándolas para otros oficios o mejoró el sistema de atención a la salud femenina.

Luego llegó la Edad Media y las mujeres volvieron a ser consideradas seres de segunda, una situación que todavía se mantiene en muchos países.

Precisamente en esta extraordinaria mujer y en el mosaico que se conserva de ella, se ha inspirado Peter Philips, Director Creativo de Maquillaje de la casa para crear un maquillaje ‘bizantino’ y la nueva colección efímera ‘Byzance’ para el desfile de los Artesanos, que se venderá en exclusiva en el Make Up Studio de El Corte Inglés de Plaza de Cataluña. Seguir leyendo…

Fat Lash de Model Co, la nueva máscara con efecto pestañas postizas

Fat Lash de es la nueva máscara de  ultra volumen & longitud, especial para conseguir unas pestañas de alto voltaje; más largas, voluminosas y rizadas hasta la pomposidad deseada.
Una fórmula en color azabache, con Micro Celulosa que riza tus pestañas formando dos películas artificiales superpuestas para conseguir de una pasada el máximo artificio sin apelmazar las pestañas.

Seguir leyendo…

Tweezerman y su mini rizador de pestañas

Después de conquistarnos en el arte de las pequeñas cosas con las pinzas de depilar más pequeñas, Tweezerman lanza el de bolsillo. “Pocket Curler” (15 euros) es el utensilio perfecto para dar volumen y curvar las en cualquier momento. Con una almohadilla de látex en semicírculo y un tamaño más pequeño de lo usual, el rizador está diseñado para evitar incómodos tirones. 

El resultado son unas pestañas más curvadas y con un aspecto más espeso. Pero ojo: utilízalo siempre antes de la máscara de pestañas para no formar pegotes.

Rízame Mucho: Llega el rizador térmico de pestañas

Aquí está y es el último alarido en rizadores de lo firma y es todo un invento de última tecnología. Se llama Lash Wand y su precio es 24 € y tiene el aspecto de un simple bolígrafo, pero sirve para rizarse las pestañas en un momento por efecto del calor. Un paso en la evolución de tus pestañas.

Hay que confesar que a algunas nos dan un poco de “yu-yu” los clásicos rizadores tipo pinza apresadora, y no podemos evitar que se nos vengan a la cabeza ciertas imágenes de “La naranja mecánica” al usarlos.

Sin embargo, el rizador térmico actúa como una plancha térmica moldeadora. Es decir que no apresa nuestras pestañas, pues con una sola superficie curva es capaz de rizar y alargar cada pestaña en unos 40 segundos.

Si os estais imaginando con las pestañas “churruscadas”, yo, que como buena hipocondriaca ya me lo había planteado, os diré que no es posible, porque LashWand no alcanza temperaturas superiores a las del cuerpo humano, esto es, 37ºC.

Seguir leyendo…