¡Ay, Amy! (Winehouse), menudo cambio de look a peor

La mejor cantante de los últimos tiempos continua dando un espectaculo lamentable y vive en una espiral de alcohol, drogas, violencia, dejadez y enfermedades varias, entre las que está incluida la .

Su deterioro salta a la vista con este cambio de look a peor. Siempre hay un antes y un después del cambio de imagen radical de la última diosa del soul. Desde luego se está dejando el alma y un montón de kilos por el camino. Quizá, demasiados…

¿Ha llegado Amy al punto de no retorno? Empezó joven, lozana y hermosa, con unos curvy kilos de más, pero estupenda y con una personalidad arrolladora. Ahora no es que esté delgada es que es como una radiografía de si misma. Muestra signos evidentes de anorexia.

Además, dicen que su deterioro físico va unido al mental y que ahora le ha dado por coleccionar basura, su última actuación de Rock in Rio en Lisboa fue tremenda… ¿Qué pasará en Rock in Rio Madrid?

A pesar de todo es la reina de las tendencias y el último icono reconocido de la moda de peluquería y maquillaje para ésta y la próxima temporada.

¿Qué les pasa últimamente a las celebrities? o ¿ellas son sólo la punta del iceberg de lo que está pasando en la sociedad actual?

¿Tan complicado resulta llevar el éxito o son sus fracasos amorosos los que la llevan a mal traer?

¡Ay, Amy! ¿Por qué no (noooooo, nooo , nooooo) haces un poco de Rehab, por Dios Santo que te estas quedando en nada, mi amor?

Vía: A Corazón Abierto.

Amy Winehouse, canción para una cantante hospitalizada

fue ingresada en un hospital de Londres tras sufrir un desmayo el lunes por la tarde. Un portavoz de la cantante indicó que los médicos aún no saben la causa del desmayo, pero que le están haciendo pruebas…”  Nosotros tampoco lo sabemos pero desde aquí la queremos mandar un poco de aliento por los buenos ratos que nos ha hecho pasar con sus canciones.

Además, ella es el del verano, el otoño y el invierno. Sí, ella, a pesar de todo. Amy Winehouse ha hecho un canto sonoro al eye-liner como no se recordaba otro desde Cleopatra. Amy, además de un gran cantante, es una mujer problemática. Y eso, lo sabemos todos.

Pero Amy tiene esa cadencia en la voz y un swing que le sube por los tacones hasta enmendarle la plana, por fin, al relamido eye-liner del retro-icono de referencia en ayunas y con diamantes; la siempre elegante Audrey Hepburn.

Seguir leyendo…