Alisados con queratina en el salón y en casa: Montibello y TRESemmé

alisado-sin-formol-sin-amoniaco-montibello

Foto: Ira Bordo

Desde la mítica toga que utilizaban abuelas y madres para domar su pelo, nada dañina para el cabello, hasta tratamientos realmente agresivos como la aberración de la plancha, pero la de la ropa –sí, no os hagáis las suecas, que todas conocemos a alguien que lo haya hecho-, o los tratamientos de alisado brasileño plagados de químicos nocivos para la salud, que afortunadamente parece que van desapareciendo de las peluquerías.

La fiebre por conseguir un cabello totalmente liso y libre de encrespamiento no siempre ha sido innocua para el pelo, pero los protocolos de alisado respetuosos con el cabello y la persona a la que pertenece, se imponen tanto en los tratamientos profesionales en el salón como en los rituales en casa. Es el caso de una de las últimas novedades para conseguir un pelo liso de Montibello y TRESemmé. Seguir leyendo…

Tratamientos con queratina y sin formol, ¿dónde?

Foto de Man Ray

En torno a la hay mucha controversia y debate. Hay quien ha probado el tratamiento con queratina y no ha notado demasiada diferencia; otras, están encantadas porque es cierto que sí consigue grandes resultados en cabellos muy rebeldes y foscos.

Como ya os contamos hace unos meses, estos tratamientos están en el punto de mira y el culpable es el formol, el ingrediente que muchos de estos tratamientos contienen -porque es lo que hace que su efecto perdure- y que en altas concentraciones puede resultar tóxico: es irritante para los ojos y los pulmones e incluso puede provocar cáncer.

Hay tratamientos que contienen formol en cantidades preocupantes, pero la queratina recomendada, no contiene formol sino un derivado, el  formaldehido  –el mismo que contienen los esmaltes de uñas- al 0,2%, el máximo permitido. Pero también hay tratamientos 100% libres de formol. Tú decides y tú eliges, es importante que te informes sobre el tratamiento al que vas a someterte, y ponte alerta ante aquellos que sean muy baratos porque, en este caso el precio sí es determinante –suelen estar en torno a los 200 euros-.

También debes saber que si decides hacerte un tratamiento con queratina, debes evitar los champús que contengan cloruro de sodio u otro tipo de sulfato porque eliminarán el efecto de la queratina.

Desde Belleza Pura, te damos algunas direcciones secretas de tratamientos libres de formol. Seguir leyendo…