3 cositas para mejorar el sexo

El órgano sexual más importante es el cerebro, pero cuidar nuestros sacrosantos genitales tiene la misma relevancia a la hora de disfrutar de un saludable. Sobre todo si se han tenido partos o si se atraviesa una etapa de estrés, lo que suele ser el día a día de una mujer trabajadora en tiempos convulsos.

Te animamos a que disfrutes de tu cuerpo como si no hubiera un mañana con los siguientes consejos, destinados unicamente a aumentar tu placer sexual.

Seguir leyendo…

Prolapso pélvico, intervención con cirugía robótica

La cirugía robótica comparece, a estas alturas de historia, como la intervención más adecuada para intervenir el prolapso pélvico, una situación que afecta al 30% de las mujeres de 50 a 89 años, de las que en torno al 7%-19% de las mismas requiere procedimiento quirúrgico.

¿Lo mejor, aparte de la mejora notable en la vida sexual? Que estamos hablando de una cirugía no invasiva que permite saltarse el estado intermedio, la laparoscopia, además de la operación a abdomen abierto. Esta posibilidad supone para las afectadas menor riesgo de complicaciones, menos sangrado y mínimo estancia hospitalaria, puesto que generalmente podrán abandonar el hospital el día después.

“Hola, vengo del futuro para hacerte la colada ayudarte a mejorar tu vida sexual (entre otras vidas posibles)”. Si alguien nos hubiera dicho hace unos años que ‘los robots’ iban a ser los artífices de la mejora en nuestras partes más íntimas, quizá hubiéramos protestado. O no. En cualquier caso, el futuro está aquí, y es fabuloso.

Seguir leyendo…

Elvie, el entrenador personal de suelo pélvico

Mantener un suelo pélvico en forma repercute en nuestra salud general. Las disfunciones de esta zona pueden disminuir considerablemente la calidad de vida de quienes los padecen con problemas como incontinencia urinaria, prolapso o caída de los órganos que se encuentran en la cavidad abdominal, disfunción sexual, o dolor crónico en la zona. Se calcula que actualmente una de cada tres mujeres en el mundo sufre patologías del causadas por trastornos genéticos, el y el parto, endometriosis, o la práctica de deportes de alto impacto.

pelvis

 

Los ejercicios de Kegel son una de las maneras de mantener un suelo pélvico saludable. Sin embargo, creo que hablo en nombre de muchas mujeres cuando digo que es difícil entender lo que hay que hacer (yo personalmente no veo mis grupos musculares internos) o encontrar el tiempo para hacerlos (no, las reuniones interminables de trabajo no son ni el lugar ni el momento adecuado). Por no hablar del tabú que a veces supone hablar de estos problemas. Pero Bellezas Puras, no desesperéis. La mente pensante de una mujer se ha unido a los genios de Silicon Valley para crear un cacharrito que nos enseña a hacer Kegels mediante una app para el móvil. La criaturita se llama Elvie y está revolucionando la forma en que las mujeres ejercitan su suelo pélvico en todo el mundo.

Seguir leyendo…

Suelo pélvico, consejos para fortalecerlo

Pisa en firme sobre un en forma. Mantenerlo fortalecido es más importante de lo que puedas pensar, es fundamental para una vida sexual plena, favorecerá la recuperación postparto y es imprescindible si realizas ejercicio de alto impacto.

Solo necesitas una sencilla rutina de cuidados específicos para la zona más íntima de tu musculatura. Los ejercicios de Kegel, los abdominales hipopresivos o los usos terapéuticos de las bolas chinas son los aliados más afectivos. Seguir leyendo…

Evolis, por un suelo pélvico firme

Tener un hijo es, posiblemente, la decisión más trascendental que tomarás nunca. “Te cambia la vida”, aseguran los amantes de la frase hecha. Y es cierto. A niveles mucho más profundos que los horarios o la manera de pasar el tiempo libre. Exactamente igual que el cambio que se opera en el cuerpo, más allá de una piel flácida y estriada.

Hasta una veintena de músculos del suelo pélvico se ven afectados por la gestación y el parto, siendo uno de los principales motivos de consulta por comportar problemas de incontinencia, de menstruación o migrañas.

Para recuperarlo una vez pasada la cuarentena (o cuando te dé luz verde tu matrona), se recomiendan estrategias ‘naturales’ como la gimnasia hipopresiva -también fantástica para trabajar los oblicuos del abdomen y la musculatura lumbar-, los ejercicios de Kegel, los masajes con aceite de rosa mosqueta, el uso de bolas chinas o ciertas posturas de Pilates.

Si  necesitas un método más expeditivo, puedes reforzar el con la ayuda de la máquina Evolis, útil en la recuperación de deportistas, de ancianos, o de mujeres que acaban de dar a luz.

Seguir leyendo…