Diseñado por Freepik

He probado el tratamiento de cabello Olaplex

Con Olaplex ya podemos fardar de pelazo igual que las celebrities.

Olaplex, del que ya os hemos hablado en este post, es la nueva fórmula patentada para el que reconstruye los enlaces de disulfuro, los encargados de aportar fuerza y elasticidad al y que se rompen con el abuso de planchas, secadores, coloraciones o queratinas. ¿Y por qué esas celebrities que vemos tan despampanantes en las alfombras rojas de cientos de eventos tienen ese pelazo? Parece ser que todas son unas fans de Olaplex. Y ahora, nosotras, las mujeres que no somos más que celebrities en nuestras casas, también podemos tenerlo.

Seguir leyendo…

5 Emulsifying Then Rinsing

He probado el HairSpa de Leonor Greyl en Madrid

Nuestra melena también se merecía un Spa

Llamamos holístico a un concepto integrador que aúna distintos componentes. Cuerpo, mente y espíritu, por ejemplo, esa santísima trinidad que convive en todos nosotros y que tan gratificante resulta tratar en conjunto.

Así, holísticamente, sin discriminar al cuerpo por flácido y de fosco o a la mente por alocada y disoluta (un suponer), se ha concebido la cabina de Leonor Greyl que ha aterrizado en Maison Eduardo Sánchez (Madrid) aureolada por su éxito en Francia, donde cuenta con un mítico Instituto capilar. Un espacio estilo cocoon donde se realizan tratamientos capilares personalizados que prometen revitalizar el cuero cabelludo aportando, además, una experiencia global más-allá-de-la-estética a la agraciada. Ya no sólo es que te dejen el pelo renovado y divino, es que saldrás mimada, masajeada y reconfortada. Belleza y bienestar: ¡qué maravilla veros juntos!

Seguir leyendo…

He probado exoplastia, adiós pelo encrespado

A lo largo de mis 36 vueltas al sol, he tenido el más o menos rizado, seco, graso, abundante o ralo según la edad, las hormonas y los disgustos.

Daba igual la condición en la que se encontrara mi melena. El encrespamiento estilo ‘acabo de meter un tenedor en el enchufe’ ha sido el apellido de cualquier otro adjetivo que pudiera usar para describirla. Y qué quieres que te diga, reconcome ligeramente, sobre todo cuando te da por acercarte a un poco de agua en verano o en esas edades en las que aspiras a verte adecentada y razonable.

A estas alturas de vida, había tirado la toalla por completo. ¿Engancharme a artilugios y  a elaborados rituales capilares? No compensa cuando eres madre de dos gatos y esforzada pluriempleada y amita de tu casa. Ahm, ni cuando tienes dos niños. En fin, ya había hecho migas con la resignación y el conformismo cuando me propusieron probar la exoplastia.

La exo¿what?, me dije mientras practicaba espeleología en el siempre sorprendente diccionario beauty. Ah, la joven técnica que se presenta como ‘una mejorada’. Venga, pues la pruebo. Aún me quedaba una débil llamita de esperanza. Un vago hálito de optimismo, una escorbútica sensación de que yo, ¡yo!, también podía tener el pelito sellado y reflectante como un espejo en lugar de encabritado como una escoba de paja. Venga, va: probemos. Total, ya he pasado lo peor en mi relación con el encrespamiento. Cálmate, corazón, palpita suavemente, que ya tenemos una edad para venirnos arriba por cualquier cosita

Seguir leyendo…

He probado, tratamiento ayurveda en Sitara

Hoy 6 de marzo, en el Día Internacional del , te propongo darle unos mimos extra a tu . Yo he hecho lo propio con mi sufrida melena y el de Sitara, basado en el . Aceites naturales y masaje milenario para devolverle brillo y fuerza.

Ay el pelo, abnegado compañero de vida y objeto de nuestras quejas más sentidas, todas anhelamos el que no tenemos sin darle valor al que nos ha tocado en suerte, que al fin y al cabo es lo único sensato que podemos hacer. Empieza por cuidarlo como se merece y a lo mejor tu perspectiva capilar cambia. Seguir leyendo…