He probado masaje para embarazadas de Mama Mio

Gabriela Gasparini

Gabriela Gasparini

Ligera y feliz, en calma con mi destino. Así de contenta salí de probar Mamá Suave, uno de los mimos para embarazadas que ofrecen en Slow Life House con la ayuda de , firma especializada en la casuística gestacional. Que no es baladí, ni de poco fuste o exigencia física. ¿Verdad que no, contundentes bombos del mundo?
Por ejemplo, ¿sabía usted que los ‘okupas’ arrebatan su Omega 3 por la gracia de la naturaleza? Pues lo hacen, aunque sin querer, pobrecillos, es que la supervivencia los ha dibujado así.
Por eso conviene añadir un rico suplemento, tanto por vía oral como tópica; en cremas cargadas de este ácido graso esencial.  Pero no es formulación todo lo que reluce en Mamá Suave, ni mucho menos. Ahora que La Lista es el género periodístico que más nos embelesa, procedo a listar ordenadamente todas las buenas razones por las que mola. 3, 2, 1, ¡despegamos!

Seguir leyendo…

He probado Oxigénesis con oxígeno puro

oxigeno

Querida urbanita mía, ratita presumida de asfalto, audaz transeúnte que recorres tu ciudad con pericia de taxista y temeridad de ciclista, dime, ¿no echas un poco en falta algo de oxígeno en tu piel? ¿Algo de jugo, tono saludable y luminosidad, la sensación de que las células ‘respiran’? Un sorbito siquiera, sin abusar, algo que te dure hasta las próximas vacaciones lejos de la plasta gris a la que llamas cielo.

Yo sí. Y no debo ser la única porque sin –desesperada- demanda, no habría oferta. Y se lleva, se lleva esto del oxígeno en alta concentración, cómo no se va a llevar si hasta existen los bares donde te lo sirven para que inhales como en los fumaderos de opio clandestinos pero en sano. Bendito sea el O2 que nos da la vida, regenera y embellece. Achuchada y ‘sedienta’ de la sustancia, he estado en Gema Cabañero prueba que prueba y me han enchufado una dosis tópica que no creeríais, pura vida, pura fuerza de cambio, y perdón por el eslogan preelectoral, pero la cosa se nota y con perseverancia e inversión económica debe ser la bomba. Y sin pinchazos. 

Seguir leyendo…

He probado corporal orgánico para embarazadas

La Esperanza I, Klimt

La Esperanza I, Klimt

Andaba yo fatigada, cejijunta y en uno de esos días en que el primavierno no termina de posicionarse hacia el lado amable de la vida, cuando acudí a Jade Organic, sito en la planta baja del Instituto Kors, a probar uno de esos ‘mimos’ para embarazadas que tan esforzadamente  catamos arriesgando nuestras carnes. Lo mismo nos tragamos una crema emponzoñada –poquísimas veces- que paladeamos néctar y ambrosía.  Ésta ha sido de esas últimas. Y además orgánica, ‘fetofriendly’  y con todas las garantías de placer y serenidad que se le presuponen a una cabina profesional.

Va por ustedes.

Seguir leyendo…

He probado: Tratamiento de belleza para embarazadas

embarazada

¿Está usted embarazada o cree que pudiera estarlo? Advierta a su facialista y no se trate con maquinaria pesada. Durante la gestación, la tecnología estética ha de examinarse con lupa. Así lo hacen en Clínica IO, donde estuve probando recientemente un combinado rostro/cuerpo adaptado a mi bombo apenas incipiente.

La receta para futuras mamasitas, higiene facial + presoterapia en las piernas con el objetivo hacer fluir los líquidos y descongestionar las extremidades más sufridas.

El trato, exquisito, didáctico y arropado. La experiencia en camilla, gratificante. Muy recomendable como rutina beauty durante la gestación, sobre todo en el cuerpo y a medida que avanzan las semanas.

Seguir leyendo…

Piojos, bajo la luz led ultravioleta de Nitview

piojos pediculosis rovi

La verdad es que no he podido probarlo porque no tengo en este momento, aunque pasé por la experiencia cuando mi hija era pequeña. Recuerdo que me sentía como mamá mono espulgando a su monita. Incluso con lupa y bajo el foco de luz más potente de la casa no se veían bien.

Nitview propone otro punto de vista para observarlos de cerca, al mismo tiempo que se peinan y eliminan. Es para verlos mejor, pero su uso no te salvará de aplicar el pediculicida, o sea, champú y loción anti-piojos.

¿Sabías que un solo piojo puede poner hasta 70 huevos o liendres en una semana?

Seguir leyendo…