58109891 354dpn2mgnscsa7n7cmccq

Nutricosmética: con la comida sí se juega

La supuso en su día un avance revolucionario. Cada vez más sofisticada, ofrece principios activos de última generación para embellecer ‘por dentro’.

La nutricosmética llega donde la alimentación se queda corta. Así de sencillo. Se trata de un aporte extra de , , ácidos grasos, colágeno, etc., en forma de cápsulas, ampollas, píldoras… cualquier formato susceptible de ser tragado de manera convencional.

¿Vale la pena? -la pena es el desembolso económico. El resto consiste en integrar la toma de ‘pastis’ en la rutina-. Bajo mi punto de vista, sí. La nutricosmética solar, por ejemplo, se nota mucho. Ayuda a mantener el bronceado y hace que te quemes menos; por supuesto, sin sustituir ni un cm cúbico de crema fotoprotectora.

He probado otros productos ‘bebestibles’, como el colágeno, y me ha ‘parecido’ (nótese la incertidumbre) que hacía algo, pero no sabría decir dónde empieza la esperanza y dónde la realidad. Aun así, y sin más herramientas de análisis que la propia percepción, es de suponer que la absorción sistémica cumplirá su función y no será lo mismo beber agua del grifo que una botellita de colágeno. O que tomar cápsulas de ácidos grasos omega 3 para ‘engrasar’ las funciones cognitivas, antioxidantes para combatir los radicales libres, cúrcuma para proteger las articulaciones y desinflamar, vitamina D para ayudar a fijar el calcio en los crudos meses de invierno, o zinc para frenar la caída capilar. La elección de buenos productos y la constancia son la clave, así como la razonable pauta por un especialista. Veamos qué hay de nuevo en el mundillo de la nutricosmética.

Seguir leyendo…

OSD23O0

Colección cápsulas nutritivas de farmacia

, cápsulas de o plantas que aportan energía extra para recargar las pilas este otoño.

Vienes del verano pletórica, pero comienza el otoño y tu organismo se resiente. Los fríos empiezan a hacer mella en tu cuerpo: estornudos, toses, el pelo se empieza a caer y las uñas, a resquebrajar. ¡Menudo panorama! Necesitas una alimentación variada, con todos los nutrientes necesarios, pero si  tu dieta se queda corta te proponemos algunos con un extra de energía para empezar el curso con fuerzas renovadas.

Seguir leyendo…

Acidos Y Vitaminas

Ácidos y vitaminas: cuáles usar según tu piel

La clave de una suave, sin ni manchas está en los ácidos y las . ¿Cómo podemos aplicarlos segun el tipo de piel?

Ya no nos vale cualquier crema; ahora buscamos aquellas que posean principios activos, como ácidos y vitaminas, que nos ayuden a no envejecer y a vernos la piel lustrosa, firme, sin arrugas y renovada. Y para ellos, los alfahidroxiácidos y las vitaminas nos vienen de perlas porque nos ayudan a recuperar la apariencia saludable de la piel y resultan perfectos para mejorar el acné, eliminar las arrugas finas, reducen el tamaño de los poros, la piel se vuelve más elástica, el tono se aclara… Son unos aliados perfectos de nuestra rutina de belleza y de salud -no olvidemos jamás que la piel es el órgano más extenso de nuestro cuerpo y que hay que cuidarlo-. ¿Y cuáles necesitamos?

Seguir leyendo…

Photo de Flor creado por freepic.diller

El A, B, C, D y E de las vitaminas para la piel

Las son esenciales para tener un rostro saludable.

Nuestro organismos necesita vitaminas y para nuestro rostro son vitales: con ellas tu tendrá un aspecto saludable, fresco y una apariencia más joven.

Normalmente, las vitaminas las extraemos de una alimentación variada aunque a veces, necesitamos un chute extra que lo proporcionan algunos cosméticos con una composición basada en una o varias de esas vitaminas. Te ponemos al día.

Seguir leyendo…

Diseñado por Freepik

¿Hacemos Sungazing?

Sungazing o mirar al porque la luz solar es el elemento que ha originado la vida en el planeta.

Hacemos Sungazing siempre, menos los días nublados, claro. Llevamos practicando Sungazing toda la vida sin saberlo y sin conocer los beneficios que aporta al organismo porque el sol es bueno aunque también puede perjudicarnos.

Hoy te contamos qué es el Sugazing y cómo practicarlo.

Seguir leyendo…

Vitamina D y sol, una relación complicada

Si no tomas el , puede que te falte vitamina D. Está pasando, los niveles de vitamina D descienden y, cada vez con más frecuencia tenemos que recurrir a medicamentos que nos mantengan esos niveles de vitamina D en sangre. Es el sol el que hace que sinteticemos esa vitamina sin la cual no se absorbe el calcio; su falta produce raquitismo en los niños y dolor óseo y debilidad muscular en los adultos.

Seguir leyendo…