Cómo elegir el color del tinte

Elegir un tinte no es una cuestión sencilla. Cuando entras en una peluquería dispuesta a cambiar el color, a dar un toque de luz a tu rostro o a arreglar los estragos que la playa y la piscina han causado en tu melena, tu peluquera o peluquero tendrá en cuenta toda una serie de factores para dar en la diana de lo que más te favorece. El tono de tu piel o el color de tus ojos son más importantes de lo que piensas cuando de conseguir un color personalizado y perfecto se trata.

Seguir leyendo…

Picor o alergia al tinte, pruebas del parche

La última vez que probé el tinte Kolestont de Wella, con motivo de su nueva idea para elegir el tono de color de pelo,  noté un fuerte picor en el cuero cabelludo y también irritación y rojeces. Tal cual os lo conté en mi He probado.

Mi querida Cartu Mendez, directora  de comunicación de , me telefoneó apenada por el resultado y me propuso llegar hasta el final y averiguar qué ingredientes fueron los que me provocaron tan ardorosa y molesta reacción. ¿Sería al tinte?

Seguir leyendo…

He probado Wella Couture Color, y no ha ido bien

Hola, bienvenidos a la realidad de una mujer con más de una cana al aire y su visita quincenal a la pelu para teñir sus verdaderas raíces plateadas. Pasaba por allí y ví un salón de peluquería Hair Krone y recordé mi invitación de Couture Color de . Voy a entrar y me pongo al día con la coloración que ya me toca, más de un centímetro ya de cana. La buena de Begoña Galarza me lo soluciona ipsofacto. Gracias, eres un amor. Pero no ha ido bien.

Seguir leyendo…

He probado coloración de Wella

¿Es la belleza una cuestión de fórmulas? No del todo, pero ayudan. Y mucho: que se lo pregunten al Hombre de Vitruvio. O a Fidias, de quien tomó su nombre el número pi, presente en la naturaleza, las matemáticas y el arte. O, venga, preguntémosle a los de Wella ya que nos hemos venido arriba con tanta cuestión bien resuelta. No es broma, te aseguro que también tienen algo que decir.

Y ese algo es una fórmula tan sencilla como eficaz. Útil a la hora de elegir la paleta de colores con la que bruñiremos nuestro pelo –y nuestra piel-. Se basa en el equilibrio y en crear contrastes que favorezcan nuestros propios tonos. Cálido y frío en la combinación adecuada: en la armonía de los extremos hallaremos nuestra propia ecuación de belleza. Hoy han dado con la mía en Hair Krone, de donde he salido hecha una versión más correcta, más euclidiana, más perceptible como monina para los sistemas límbicos de los demás. O, como decimos en mi barrio: me han hecho ‘tol’ favor.

Seguir leyendo…